Papi, mami, lo que haces tiene impacto

Yo tengo un mensaje urgente para los padres: Lo que haces por tus hijos, tiene impacto…

Cuando los aconsejas, aunque parezca que no te escuchan, hay un impacto…

Cuando les corriges, aunque se enojen y sobreactúen, tiene impacto…

Cuando aún a regañadientes, domingo a domingo, los llevas a la iglesia, al parque, a casa de los abuelitos, tiene impacto…

Aunque a veces tu adolescente parece odiarte, tu amor y paciencia tienen impacto…

Cuando les sirves con amor, los cuidas en su enfermedad; cuando te ven orando en medio de la desesperación; cuando los abrazas y le dices que los amas, hay un impacto…

Cuando los bendices y te enfocas no necesariamente en lo que son ahora, sino en lo que llegarán a ser, los impactas grandemente.

Aunque sientas que tu esfuerzo no tiene sentido; que tus palabras se desperdician, que tus desvelos no conducen a nadan, que el tiempo pasa y nada cambia. Espera, espera, persevera…

Tus semillas si están creciendo, pero adentro. Germinan en sus corazones aunque no las puedas ver, aún. Ten paciencia. En Su tiempo, florecerán y fructificarán. Lo verás después de años, y te lo agradecerán.

No estás perdiendo tu tiempo. Estás sembrando e impactando sus vidas. Y lo estás haciendo muy bien. Dios está orgulloso de ti. Él también es padre y sabe que no es fácil.

Tú eres importante en sus vidas, y lo que haces, ¡si tiene impacto!

«El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.» Malaquías 4:6

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: